Como retirar el esmalte semipermanente

retirar el esmalte semipermanente

Como retirar el esmalte semipermanente

La obsesión de muchas, incluida servidora, por lucir unas uñas perfectas y a la última, hace que nos decantemos por el uso de esmaltes semipermanentes, que aunque normalmente su duración se estima en unas dos semanas, en ocasiones pueden durar intactas hasta cuatro ó cinco semanas! evidenciando , eso si, el crecimiento de las uñas.

Para mí es la alternativa ideal al esmalte tradicional, por muchas razones, primero como comentabamos, la durabilidad, pero no hay que olvidarse de la gozada de no tener que esperar a que se sequen las uñas, evitando así accidentes casi asegurados o el brillo esplendoroso que tienen durante todo el tiempo 🙂

Pero, ¿que ocurre si ya es hora de quitar el esmalte y no tienes tiempo de ir al salón de belleza o pasa cualquier otra circunstancia que impida que te las pueda retirar correctamente una profesional ? …Y es que cuando se empiezan a levantar da como una extraña sensación de satisfacción ir despegándolas de las uñas e ir tirando de ellas, ¿verdad? Pero claro, igual se levantan como si de una segunda piel se tratara o igual te arrancas varias capas de tu uña, que es lo más probable, destrozándolas y debilitándolas gravemente provocando así unas uñas que tardarán en recuperarse bastante tiempo.

Por eso, lo más importante es quitar el esmalte semipermanente de manera adecuada, para mantener unas uñas bonitas y sanas y poder seguir usando esta técnica todo el tiempo que deseemos. ¿ Y como hacemos eso si no somos profesionales ? No os preocupéis, si seguís mis consejos, os saldrá de maravilla!

Si quieres saber como retirar el esmalte semipermenente, ¡sigue leyendo!

Paso 1

Reúne todos los materiales o utensilios necesarios, que son los siguientes:

  • Acetona o quitaesmalte con acetona
  • Papel de aluminio ( del que tenemos en casa ) o los que se utilizan especificamente, como estos:
  • Discos de algodón o celulosa especifica
  • Palito de naranjo o empujador de cutículas metálico ( este último es más preciso )
  • Lima de uñas 100/180
  • Pulidor o taco blanco
  • Aceite de cutículas
  • Esmalte endurecedor y crema de manos (opcional)

Paso 2

Lima la superficie de la uñas con la intención de retirar la capa superior del esmalte, llegando al color, dejando las uñas totalmente mate. Ten cuidado si estas utilizando una lima nueva, ya que podrías hacerte daño. Es mejor limar por la parte más suave e ir probando cuidadosamente hasta que lo tengas controlado.

Paso 3

Empapa un algodón o celulosa con abundante acetona ( esta tiene que ser para uso estrictamente de uñas ) o quitaesmalte con acetona ( yo prefiero esta opción, es más suave para las uñas y piel ) Ponlo sobre la uña y envuelve esta con el papel de aluminio enrollando totalmente el dedo.

Espera unos 10 minutos.

Paso 4

Retira un papel de aluminio y comprueba que el esmalte ya está listo para retirar. Con un palito de naranjo o empujador de cutículas metálico empezaremos a arrastrar en una sola dirección, retirando así el esmalte semipermanente. Aseguraté de que no pones el palito demasiado vertical a la uña, intenta tumbarlo en esta como si fuera una «camita» y siempre con cuidado y paciencia.

Paso 5

Una vez hayas retirado todo el esmalte semipermanente, es hora de pasar por encima de las uñas el taco blanco pulidor, para retirar posibles restos que hayan quedado y hacer que la superficie de la uña no este rugosa.

Paso 6

Lima el borde libre de la uña si fuese necesario para obtener la forma deseada y aplica aceite de cuticulas o similar ( puede ser cualquier tipo de aceite, como , aceite de coco, almendras, oliva…) y hazte un masajito por encima y alrededor de las uñas para que este penetre bien.

Paso 7

Si lo deseas, puedes aplicar un endurecedor de uñas, aunque antes deberás quitar el aceite de las uñas con un algodón impregnado en quitaesmalte. Cuando este se seque, puedes utilizar una cremita de manos que además te vendrá fenomenal!

Y ya esta chicas! No es tan difícil, solo requiere de un poquito de tiempo, paciencia y amor 🙂 Ya no tenéis ningún tipo de excusas, así que por favor, no os arranquéis el esmalte semipermanente! recuerda que es mejor invertir un ratito en retirarlas correctamente que tener unas uñas dañadas y doloridas durante mucho tiempo.

No Comments

Enviar comentario